miércoles, 14 de octubre de 2015

Reseña La Legión de los Inmortales 



Autor: Massimiliano Colombo
Nº de Páginas: 468
Editorial: Ediciones B

El autor

Massimiliano Colombo nació en Bérgamo en 1966 y en la actualidad vive en Como. Apasionado por la historia antigua y los temas militares, en 1988 sirvió en la Brigada de Paracaidistas Folgore-II, una experiencia que fortaleció su carácter y su gran admiración por aquellos que, en varias épocas históricas, vistieron uniforme. Colabora con varias revistas especializadas, italianas y extranjeras. La Legión de los Inmortales es su primera novela y el gran éxito de público y crítica que ha cosechadolo ha afianzado como una de las voces más interesantes del panorama europeo de ficción histórica. Massimiliano Colombo es autor de dos novelas más: El Estandarte Púrpura y Draco l'ombra dell imperatore.

Sinopsis

Año 55 a.C. Una flota de guerra avista una tierra desconocida que resulta estar poblada por feroces guerreros capaces de infundir temor incluso en los soldados de Julio César. Ante el pánico que se apodera de las tropas, un hombre se arroja a las gélidas aguas. Es Lucio Petrosidio, aquilífero de la Décima Legión. Como uno solo hombre, detrás de su águila la legión de los Inmortales aci,ete el asalto. Por César y por Roma, Lucio y sus compañeros, Máximo, Quinto y Valerio, se batirán sin tregua por conquistar Britania y para proteger a Gwynith, la esclava pelirroja que ha conquistado el corazón del aquilífero.
Año 35 a.C. Desde el puente de una nave, un hombre observa las costas de la gran isla ya próxima. A su lado, la espada corta de los legionarios; en la mente, los recuerdos de una epopeya de guerra y muerte en la que aletean los fantasmas de los compañeros caídos. Es para dar paz a esos fantasmas, y a su conciencia, que el viejo soldado regresa a Britania. Porque desde entonces hay una mujer a la espera de su hombre y hay una batalla iniciada veinte años antes que lo aguarda para concluir definitivamente.

Mi opinión

Hoy traigo la reseña de uno de los mejores debuts de un escritor en ficción histórica. La Legión de los Inmortales es una historia de coraje, lucha, venganza y aventuras durante la campaña de conquista de la tierra salvaje de Britania por Julio César.
La historia se nos narra en dos líneas temporales y en diferentes puntos de vista. Por un lado, en el año 35 a. C. un viejo soldado nos cuenta en primera persona su viaje a Britania  a bordo de la nave de un comerciante y su hijo, con quienes al principio es reticente a comunicarse y mostrar su condición de antiguo militar, pero que a lo largo de la historia empezará a empatizar con ellos y acabará contándoles sus experiencias en antiguas batallas y la misión que lo lleva a regresar de nuevo a esa inhóspita isla llamada Britania.
Por otro lado, en tercera persona se desarrolla, durante el año 55 a.C. el comienzo de la invasión de las islas por Roma y los combates contra las tribus britanas. Estas dos líneas se intercalan entre los capítulos y quedan muy bien conectadas : de un lado los hechos, del otro el recuerdo de esos mismos hechos y lo que conllevó: alegría, tristeza, victorias, derrotas, muertes, etc.
El argumento principal se centra en el aquilífero (el encargado de llevar la insignia de una legión que la identifique) de la Décima Legión, Lucio Petrosidio, y sus colegas del ejército. Lucio en un veterano, soldado con una gran experiencia y una excelente hoja de servicios, y por ello es respetado por todos. Se muestra siempre decidido y con coraje, lo que se demuestra en una de las primeras escenas del libro, cuando es el primero de todos en desembarcar en las costas britanas para enfrentarse a los salvajes. Pero en el fondo es un hombre tierno y de gran corazón, no se muestra cruel con los britanos capturados como otros muchos, les tiene respeto por su valentía, e incluso llega a sentirse atraído por una bella esclava britana llamada Gwynith. Estos contrapuntos hacen al personaje de Lucio muy humano y, por lo tanto, creíble, no es para nada plano, hay momentos en los que debe ser fuerte, en ocasiones siente miedo por los suyos más que por él mismo, lo cual dice mucho de su lealtad para con su gente y esto hace que le cojamos cariño enseguida. Máximo, Quinto y Valerio igualmente nos ganarán por su lealtad y su buena disposición a la hora de ayudarse entre ellos y ayudar a los demás, llegando incluso en alguna ocasión a enfrentarse a sus propios compañeros por defender a la esclava britana, que ésta bajo la protección de Lucio. La relación de amor entre Lucio y Gwynith es muy enternecedora, a mí por lo menos me ha llegado al corazón, no sólo por la relación en sí, sino por lo que representa: dos personas de dos mundos completamente diferentes,que están guerra,  opresor y oprimido, que en teoría deberían ser enemigos a muerte, derriban todas esas barreras, demostrando que se puede llegar a tener una relación con gente diferente. Las barreras a menudo nos las ponemos nosotros mismos porque queremos.
También me ha gustado el personaje de Gwynith, una mujer que se ve de repente en un entorno completamente hostil, pero tiene la valentía para desenvolverse lo mejor posible y convivir con los soldados del campamento romano, con la ayuda de Lucio, y que llegará a tener una excelente relación con Quinto, Máximo y Valerio.
Uno de los puntos fuertes sin duda de esta novela es sin duda la ambientación; las batallas contra las tribus britanas son dinámicas y vibrantes, parece que estés entre las escaramuzas en las playas o en las colinas de las islas entre las flechas, los pilum, las órdenes y los gritos de guerra de los salvajes. El sitio de Atuatuca por las ordas de Ambiórix, por ejemplo, es sencillamente sublime. También la sensación de estar entre la niebla y la vegetación de Britania consigue sumergirte y transportarte a la época. Y se describe también muy bien la vida cotidiana de los soldados en el campamento, la convivencia  entre ellos y su forma de organizarse.
Y el final me pareció uno de los más épicos que he leído, con un giro inesperado que me dejó bastante sorprendido, y no diré más para no desvelar sorpresas.
En definitiva una gran novela de aventuras romanas en la siempre extraña tierra de Britania, cuya calidad sorprende sobre todo por ser la primera del autor. Un excelente debut, qué además va cada vez a mejor ya que también he leído El Estandarte Púrpura, y es aún mejor, pero ya hablaré de ella en otra reseña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario